Trofología: La ciencia de combinar los alimentos

alimentosTROFOLOGÍA: LA CIENCIA DE COMBINAR LOS ALIMENTOS

Los orígenes de la trofología proceden desde antaño, donde la nutrición se basaba en semillas y frutas, en la cual no se contempla dañar a especies de seres vivos, así como su explotación ni sus sacrificios. Esta forma de alimentación se basa en la combinación de los alimentos mediante su compatibilidad química que se ve reflejada sobre todo en los procesos de digestión donde entran en juego las distintas enzimas digestivas.

El aparato digestivo emplea distintas enzimas dependiendo de los alimentos que tenga que digerir, por ejemplo cuando tiene que hacer la digestión de proteínas y féculas (combinación INCOMPATIBLE) segrega jugos ácidos y alcalinos que al mezclarse entre si se neutralizan dando lugar a que el proceso de digestión se interrumpa, y no alcanzando su objetivo que es el de aprovechar los nutrientes de dichos alimentos. Provocando asimismo trastornos digestivos que se derivan en otras enfermedades afectando así a todo el organismo.

Muchas veces, lo que llamamos “enfermedad”, es simplemente, un organismo ácido fruto de la incompatibilidad alimenticia y la mala digestión resultante.

 

Clasificación de los alimentos y tabla de combinaciones:

  • Proteínas: Aquellos alimentos que contienen al menos un 15% de materia proteica.

-Proteínas concentradas: carne, pescado, aves, huevos, leche, queso.

-Proteínas ligeras: Frutos secos, legumbres (Alfalfa, Soja, cacahuetes, Lupinas, Lentejas, mongetas, habas, garbanzos, alubias, guisantes), derivados de la soja, aguacates (Palta), cereales integrales.

  • Hidratos de carbono: Aquellos alimentos que contienen al menos un 20% de féculas y/o azúcares.

Como ser:

-Féculas: Cacahuetes, banana, patata, arroz, productos a base de harina (pastas), pan, tartas y pasteles, cereales refinados, etc.

-Azúcares: Azúcar integral, moreno y de caña en bruto, fructosa, miel, jarabe de arce, frutas pasas dulces (pasas, dátiles, higos, ciruelas).

  • Grasas: Aceite de origen animal o vegetal.

-Animal: Mantequilla, nata, sebo, carnes grasas.

-Vegetal: Aceite de oliva, girasol, maíz, sésamo, soja, cártamo, todos los aceites de frutos secos.

  • Vegetales:

Lechuga, apio, coliflor, espinaca, brotes de soja, pepino, espárragos, cebolla, berenjena, nabo, berro, puerro, calabaza, judías verdes, rábano, zanahoria, alcachofas, aceitunas, etc.

-Excepciones: La patatas se encuentran como féculas y los tomates como fruta ácida.

  • Frutas:

-Fruta ácida: Naranja, pomelo, lima, limón, fresas, arándanos, piña, tomate.

-Fruta sub.-ácida: manzana, pera, durazno, cereza, uva, pelones (nectarina), ciruela, etc.

Excepciones: Las bananas (plátanos) se cuentan como fécula, los higos secos, dátiles, pasas y ciruelas secas se cuentan como azúcares.

No debemos tomar esta clasificación como absoluta. Existen muchos más alimentos de muy compleja clasificación y orden.

En base a lo expuesto, combinaremos los alimentos de la siguiente manera.

 

piramide trofologica


IN-COMPATIBILIDAD:

PROTEINA LIGERA Y CONCENTRADA Con HIDRATO DE CARBONO.

ACIDOS Y FRUTAS ACIDAS (vinagre, cítricos, etc.) Con HIDRATO DE CARBONO.

PROTEINAS LIGERAS Y CONC. Con ACIDOS Y FRUTAS ACIDAS.

LECHE Y PROD. LACTEOS Con H. DE CARBONO.

LECHE Y PROD. LACTEOS Con PROTEINAS CONC. Y LIGERAS.

GRASAS Con PROTEINAS LIGERAS O CONCENTRADAS.

 

COMPATIBILIDADES:

Frutas Sub. Ácidas Con Hidratos de Carbono.

Frutas Sub. Ácidas Con Proteína ligera y concentrada.

Frutas Sub. Ácidas con Grasas.

Vegetales Con Hidratos de Carbono.

Vegetales Con Proteínas Ligeras y Concentradas.

Grasas Con Hidratos de Carbono.

 

Indicaciones generales:

  • No tome más de una comida diaria a base de proteínas animales concentradas. Si puede extender la ingesta de estos alimentos a una vez cada dos días, mucho mejor. Si decide pasar a un régimen vegetariano, las diferencias que notará serán mucho más abruptas (humor, peso corporal, deseo, claridad mental).
  • Tome al menos una comida diaria a base de alimentos crudos y procure que al menos el 50% de su alimentación diaria consista en alimentos en este estado (crudos).
  • Observe las normas básicas de combinación de alimentos en todas sus comidas.
  • Evite, principalmente, comer entre horas.
  • Evite la leche pasteurizada y sus derivados, así como los huevos cocidos. Pero si come estos productos, cómalos sin nada más.
  • No empiece a comer ni bien se ha levantado de la cama, espere al menos una hora, utilice este tiempo para realizar algún ejercicio. Por la noche no cene justo antes de acostarse; la última comida debe ser de 2 a 3 h. antes de irse a la cama.
  • Coma sólo cuando tenga hambre. Reflexione sobre la “verdadera” sensación de hambre.
  • Consuma los alimentos de cada estación, cultivados en su región.
  • Coma en una atmósfera serena y agradezca los alimentos. (Esta  recomendación, no tiene un trasfondo religioso. Agradezca a quien crea merecedor; por ejemplo: USTED MISMO).

 


“ALIMENTOS BENÉFICOS”

CEREALES

Cereales integrales (no harinas, ni sémolas, sino granos); arroz integral, trigo integral, cebada integral, avena integral, Bulgur, centeno integral, maíz integral y trigo sarraceno. Pan integral de trigo, de centeno o de maíz integral.

Estos cereales se deben ir alternando en su uso, pero hay que tomarlos en cada comida. Entre ellos, si se quiere elegir alguno como fijo, recomendaría el mijo, arroz integral y el trigo integral, entre otros. Tenemos que tener en cuenta que la mayoría de los cereales poseen un potencial de acidez relativamente importante. Por ejemplo, el mijo es más alcalino que el arroz integral.

El pan debe contener poca levadura: lo ideal es el pan ácimo (sin levadura). Si no se dispone de él, antes de comer tostarlo.

El gran secreto con los cereales es aprender a reconocer su potencial de acidez. Informarnos acerca de esta cuestión nos permitirá acercarnos a una dieta alcalina y a una salud más equilibrada.

Obs: Como norma general, cereales y legumbres han de ser lavados perfectamente hasta que no desprendan nada, ni den color al agua de lavado.

 

SOPAS.

Del 5% al 10% de la comida diaria, debe estar formada por una o dos tazas de sopa de Miso o Shoyu (salsa de soja). Dentro de esta sopa se pueden poner algas, especialmente las denominadas Wakame, y agregar verduras, granos de cereales (ya citados) o porotos, lentejas, etc.

La función de la sopa es calentar el estómago y prepararlo para una buena digestión, de ahí que se sirva caliente y ligeramente salada. Su calidad alcalina estimula la secreción de jugos gástricos y tiene también la función de relajar los intestinos, por eso es conveniente tomar una o dos sopas al día.

  • Sopas para el tiempo cálido (primavera y verano): preferentemente livianas, de verduras enteras o licuadas con algún cereal.
  • Para el otoño: son ideales las sopas de verduras con cereales.
  • Para el frío: ídem sopas anteriores agregando porotos (tener cuidado de no consumir exceso de porotos-proteína- entre nuestro principal y la sopa).

 

VEGETEALES (cocidos, crudos, pickles).

La mitad de nuestra comida tendrían que ser vegetales frescos, en lo posible crudos. Necesitamos de la clorofila, las proteínas vegetales, las enzimas y todas las vitaminas que nos aportan.

Debemos tener en cuenta, que en los tiempos que corren, los cambios climáticos, el desarrollo de cultivos híbridos, transgénicos y los medios de transporte y conservación de las mercaderías, hacen que podamos disponer de cualquier producto en cualquier época del año y de cualquier parte del mundo. Lejos de enriquecer nuestra dieta, enloquece nuestro cuerpo y nos acostumbra al desorden. Tenemos que saber cuáles son los alimentos propios de nuestra zona. Tengamos en cuenta que, debido a las continuas oleadas migratorias que se han sucedido sobre Sudamérica, muchos de nuestros alimentos autóctonos (de toda la vida, usados por nuestros padres y abuelos) fueron insertados por distintas culturas del mundo. Los mismos se han adaptado climatológicamente a nuestra zona durante décadas. Con esto quiero dejar en claro la diferencia entre consumir alimentos que no son propios de esta zona, pero que se han adaptado a ella hace 100, 200 o más años y comer frutas y enlatados provenientes del otro lado del mundo, que llegan a nuestro país en gigantescas cámaras frigoríficas, o en el caso de las latas en contenedores que cruzan los océanos hasta nuestra mesa.

 

ALUBIAS Y ALGAS

Del 10 al 15 % de nuestra dieta deberá incluir legumbres y algas marinas, por ejemplo: lentejas, aduki, garbanzos y en el caso de las algas, Wakame, kombu, nori, hiziki. Con estos ingredientes se pueden preparar excelentes sopas, budines, salsas, etc.

 

FRUTOS SECOS

Conocidos por todo mundo, los frutos secos son un alimento único, llenos de vitaminas, aminoácidos y minerales. Es muy interesante consumirlos una vez hidratados con agua de manantial. A esta operación se le suele llamar, ACTIVAR LOS FRUTOS SECOS.

 

GERMINADOS

Los germinados son un manantial de clorofila, enzimas, proteínas complejas y vitaminas, son casi el mejor alimento que podríamos consumir, las semillas se vuelven más alcalinas a medida que germiman, sus efectos desintoxicantes y reconstituyentes ayudan a que nuestro cuerpo se mantenga sano. Los germinados fortalecen el sistema inmunitario y constituyen un excelente suplemento vitamínico para contrarrestar los efectos negativos de la vida actual: estrés, ruido, exceso de trabajo y alimentos desnaturalizados.

 

Para más información de cómo prepararlos visitar nuestro blog y observar el archivo “Los Germinados… Enzimas y vitaminas en nuestra alimentación”.

 

BEBIDAS

Evitar consumir bebidas gasificadas o carbonatadas, pues son altamente acidificantes de nuestro organismo, así como el alcohol, el café y el té industrializado.

 

*Agua de Mar Isotónica

1 parte de agua de mar, se mezclan con 3 partes de agua dulce. Puede incorporarle limón y stevia (tener en cuenta que las propiedades del limón se pierden rápidamente, por lo tanto, preparar la bebida en el momento que se la va a consumir).

 

*Zumos Naturales

Aunque perderemos los beneficios aportados por la fibra, el zumo potencia el resto de las ventajas de las hortalizas y las hierbas. (no obstante, deberíamos evitar el zumo de frutas). Cuando nos “bebemos nuestras hortalizas”, nuestro cuerpo está recibiendo una mayor concentración de sales alcalinas, vitaminas, minerales, clorofila y electrones de fácil utilización, y podremos asimilarlos de forma más sencilla y rápida.

El zumo de verduras es muy alcalinizante. Si padecemos algún síntoma, deberíamos limitar la cantidad de zumo de zanahoria y remolacha, ya que son dulces y relativamente rica en azúcar ácido (un 11% y un 13% azúcar respectivamente).Las zanahorias son, por lo general, alcalinizantes, pero concentradas de la forma en que lo están en el zumo, pueden incluir mucho azúcar ácido.

A continuación, les ofrecemos algunos ejemplos de los mismos;

 

*Zumo de zanahoria: Desintoxica el hígado, el estómago y el canal intestinal, equilibra el pH en todo el organismo.

*Zumo de pepino: Limpia la sangre y los riñones de ácidos y otras toxinas, favorece la excreción, equilibra el pH, puede mezclarse con zumo de zanahoria.

*Zumo de apio: Rico en sodio, hierro, magnesio y calcio orgánicos, corrige acidosis en sangre, disuelve los depósitos de calcio inorgánico en las articulaciones y proporciona el calcio orgánico necesario para la reparación de los ligamentos y huesos dañados. Mezcle en partes iguales con zumo de zanahoria.

*Zumo de EspinacaDesintoxica en canal digestivo, restaura el pH, calma la inflamación intestinal, favorece la peristalsis. Puede mezclarse con zumo de zanahoria, 6 partes de espinaca por 10 de zanahoria.

*Zumo de limón: este zumo diluído en agua es un excelente alcalinizador general y disuelve mucosidades.

*Zumo de zanahoria, remolacha y pepino: Poderosa mezcla alcalinizante, neutraliza la acidez de estómago, favorece la digestión. 10 partes zanahoria/3 partes de remolacha/3 partes de pepinos.

*Zumo de pomelo blanco: mezclado a partes iguales con agua, es sumamente eficaz para la disolución de depósitos de calcio inorgánico en las articulaciones, gran depurador del organismo.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

-“Macrobiótica para todos”, Ed. Deva´s, Perla Palacci de Jacobowitz.

-“Guía práctica de la macrobiótica”, Centro macrobiótico de Maldonado.

-“El Tao de la Salud, el Sexo y la larga vida”, Daniel Reid, Urano.

-INYOLOGÍA, Guía del principio único, Tomio Kikuchi. Edición Independiente.

-Primer Libro de Cocina Macrobiótica, George Oshawa Macrobiotic Fundation, California.

-”La Milagrosa Dieta del pH”, Dr. Young.

-”Cómo beber el agua de Mar”, Mariano Arnal.

-”La mejor sal, Agua de Mar”, Mariano Arnal.

-”El poder curativo del agua de Mar”, Dr. Ángel Gracia.

-”Equilibrio corporal del nivel ácido-base disfrutando de una buena salud”, Dr. Lesmes Zabal.

 

 

*Recopilación: Martín Rossi-Naturópata, Chef Naturista y Anahí Weinstock-Lic. Ciencias Químicas, Kinesióloga Holística

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter
Acerca de

El sitio web está dedicado a compartir información sobre naturopatía, terapias manuales, cocina naturista/consciente y la práctica del Yoga.

Publicado en Artículos de interés, Naturoterapia

Martin Rossi

foto martin chef naturista. Profesor internacional de YOGA INTEGRAL. Masoterapeuta, digitopuntor ...
Ver ficha completa

Anahi Weinstock

foto martin Licenciada en Ciencias Químicas con más de 10 años de investigación ...

Siguenos por mail !

Redes Sociales

Visit Us On Facebook

Traducir:

Translate »