Germinados-Alimento vivo a nuestra disposición

Los germinados son un manantial de clorofila, enzimas y vitaminas, muy indicado en cualquier tipo de alimentación.

También son un alimento pre-digerido y, por tanto, adecuado para estómagos delicados.

Se cuecen rápidamente o se comen crudos, de manera que nos ayudan a ahorrar combustible.

La semilla tiene como estructura básica el germen o embrión y una reserva nutritiva que lo alimentará para que se convierta en la futura planta, todo ello recubierto de una envoltura protectora que es la cáscara o tegumentos.

El germen de las semillas es el rudimento de una nueva planta, es decir, es una planta imperfectamente desarrollada, en estado de vida latente que espera condiciones adecuadas para manifestarse; en el momento en que éstas se presentan, la semilla inicia el proceso de germinación.

La germinación es el conjunto de fenómenos o cambios que se producen en una semilla para que el embrión pase de la vida latente a la vida activa, o sea para que brote o nazca y comience a crecer la nueva planta.

La reserva nutritiva antes mencionada, de una manera general en todos los granos y semillas, consiste en proteínas, carbohidratos, vitaminas y sales minerales. A la vez esta serie de nutrientes la requiere nuestro organismo para su correcto mantenimiento, y desarrollo, y se la proporcionarnos a través de los alimentos.

Casi cualquier semilla, grano o legumbre pueden germinarse, aún semillas que comúnmente no forman parte de nuestra alimentación como la de rábano, alfalfa, nabo, col, lenteja, apio, trigo, avena,  mijo, cebada, arroz, etc. El sabor de los germinados es variable, así el de alfalfa es muy agradable y en cambio el de rábano es picante.

 ¿Qué pasa durante la germinación?

Cuando las semillas se germinan su contenido nutricional cambia, se mejora y aumenta. En cuanto la semilla entra en contacto con el agua, el oxígeno y el calor necesarios, empieza a desarrollarse y tienen lugar entre otros los fenómenos siguientes:

  1. Mediante la absorción de agua la semilla duplica su volumen y revienta la cáscara protectora.
    2. Las enzirnas se activan y provocan una serie de transformaciones:
  2. Las sustancias de reserva son pre-digeridas y se transforman en ácidos aminados, algunos de los cuales son imprescindibles para el ser humano.
  3. El contenido proteico de la semilla queda presente en el germinado, pero de una forma más fácilmente asimilable.
  4. Se sintetizan abundantes vitaminas y fermentos. Otras vitaminas como la Vitamina C se multiplican.
  5. Las sales minerales (calcio, fósforo, hierro, potasio y magnesio) también se multiplican.
    7. Las grasas se transforman en ácidos grasos y el almidón en maltosa y dextrina, azúcares más simples que exigen menos esfuerzo al aparato digestivo. Así pues, se reduce la naturaleza feculosa de la semilla.
  6. Se forma la clorofila. Los ácidos y las toxinas que de forma natural acompañan a la semilla para su defensa, se descomponen.
    9. El volumen y el contenido de agua pasa de ser de un 5 al 12% en la semilla a un 70% en el germinado (con 3 cucharadas de semilla puede obtenerse casi un litro de brotes o germinados).

Contenido en vitamina C de las legumbres durante la germinación

Tiempo de germinación Contenido en vitamina C
Al cabo de 24h de germinación De 7 a 88 Mg. /100 g
Al cabo de 48 h de germinación De 10 a 12 Mg. /100 g
Al cabo de 72h de germinación De 12 a 14 Mg. / 100 g

 

¿Cómo obtener los germinados en casa?

Ingredientes:

1 frasco de vidrio de un litro con boca ancha o envase de plástico de aprox 1.5lt.
3 cucharadas de semilla bien lavada (lenteja, trigo, amaranto, alfalfa, garbanzo, etc.)
Agua de la mejor calidad posible.

Procedimiento:

 1- Armado del dispositivo de plástico, cortar una botella, realizar agujeros en su tapa.

Si se utiliza frasco de vidrio que sea de bocha ancha, puede cubrirse con una tela delgada para que no entren los insectos.

2- Las semillas se lavan y se colocan en el frasco con agua (tres veces su volumen). Se dejan en remojo durante algunas horas en un lugar oscuro y cálido, hasta doblegar o triplicar su volumen.

IMG_2888(50x50)

IMG_2880 (50x50)

 

 

 

 

 

 

Ej: Lentejas (aprox 3 hs), alfalfas (aprox 4-5hs), garbanzos (toda una noche).

3- Luego se escurre el agua (la tela evitará que salgan las semillas, o se vierten en la parte b del dispositivo de plástico) y se enjuagan bien con agua tibia. Se vuelven a colocar en un lugar oscuro y cálido, enjuagándolos dos o tres veces los primeros días y luego una vez al día.

IMG_2942(50x50)

IMG_2937(50x50)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4- Nota importante: unas 48 horas después de haber iniciado el remojo, las semillas ya están muy reblandecidas, por lo que su cocimiento se hará en mucho menor tiempo (y podrían ser no más de 10 minutos de hervor) y con un ahorro considerable de combustible.

5-Cuando los brotes tienen de 2 a 3 centímetros de largo se exponen a la luz solar indirecta por espacio de unas 2 horas para que las hojitas se pongan de color verde, o sea, para que se les forme la clorofila, con esto se favorece el aumento de Vitamina C y toman un sabor más agradable

Si se desea separar las capas exteriores de las semillas, o sea las cáscaras, antes de comer los brotes, éstos se colocan en una cubeta con agua y entonces las cáscaras flotan y se recogen en la superficie, mientras que los brotes se van al fondo.
Ahora los germinados están listos!

CAM03522CAM03506-

El cuidado de los germinados consiste básicamente en proporcionarles el drenaje adecuado (escurrir completamente el agua con que se enjuaguen) para mantenerlos solamente húmedos, ya que mucha agua o muy poco aire crearán hongos y desechos. En clima más caliente y más húmedo, acorte el tiempo de remojo y enjuáguelos con más frecuencia para mantenerlos frescos. Así pues, el tiempo de germinación varía según la temperatura. También la clase de semilla tiene que ver con el tiempo de germinación. Por ejemplo, los brotes de ajonjolí se amargan teniéndose en proceso de germinación más de dos días, es decir que deben aprovecharse a más tardar 48 horas después de haberse iniciado el remojo. En el caso del amaranto se consideran como condiciones óptimas para la germinación una temperatura de 30°C y un intervalo de tiempo que va de 18 a 30 horas, ya que puede obtenerse un incremento en la concentración de proteína de 15.78 a 16.11% y en cuanto a la lisina de 4.52 a 5.55 gramos por 100 g. de proteína.

Pueden ser guardados en el refrigerador, en un tarro o bolsa plástica hasta por algunos días. Es preferible sin embargo, se recomienda producir cantidades pequeñas, porque tienden a hacerse rancios al guardarlos por mucho tiempo y con esto se crean productos químicos peligrosos.

El cultivo de germinados nos permite:

Asegurarnos que nuestros alimentos estén libres de pesticidas e insecticidas.
Se almacenan y transportan fácilmente sin estropearse.
Se pueden cultivar en casa con mínimo esfuerzo.
Están llenos de energía.
Son ricos en vitaminas y otras sustancias biológicas esenciales para nuestra salud.
Son digeridos y asimilados fácilmente por el organismo.
Proporcionan una alimentación muy barata, con sólo unos centavos, agua y paciencia podemos contactarnos con la maravilla de la naturaleza y se los jardineros del hogar.

Las semillas sometidas a un proceso germinativo modifican su composición química aumentando su concentración en minerales y vitaminas. Las enzimas transforman el almidón en azúcar simple (glucosa o fructosa) y permiten la síntesis de las vitaminas A, B y C. Esto también sucede en la cocción, pero existe una gran diferencia entre semillas germinadas y cocidas: el grano cocinado pierde su capacidad de germinar, su vida y su capacidad de transmitirla. Por el contrario, una semilla germinada pasó de un estado de vida latente a una vida en activo, animada por su propia fuerza vital y si nada se lo impide es capaz de trasmitir esa vida creando otras futuras semillas. Por otro lado, una semilla cocinada, si bien se hace más comestible al degradare su almidón, pierde siempre vitaminas. Sin embargo, una semilla germinada transforma su almidón, sintetiza clorofila y multiplica sus vitaminas. Los germinados son buena fuente orgánica de clorofila para quienes viven en departamentos y no tienen a su alcance vegetales de origen orgánico. Su costo es muy bajo y su rendimiento inmenso: 1 kilo de semillas de alfalfa rinde 8 kg de brotes.

Las semillas que se requieren para germinar deben estar vivas, no sirven semillas irradiadas o sometidas a procesos físicos o químicos que alteren su estructura vital.

Valor Nutricional

Uno de los muchos beneficios de los germinados, es su alto contenido de energía. La siguiente es una breve reseña del valor alimenticio de algunos de los más populares germinados:

  1. Todas las LEGUMBRES tales como las mencionadas anteriormente tienen altas concentraciones de proteínas y almidón y son formadoras de ácidos, a menos que estén germinadas. Cuando se sigue una apropiada dieta de verduras, semillas, nueces, vegetales y frutas, se consigue un balance apropiado de ácidos versas alimentos alcalinos. Cuando la dieta es pesada en proteínas, el resultado es la acidez, y es entonces cuando es necesario eliminar la formación de ácidos de las comidas en cuanto sea posible. Los germinados ayudan a reducir el desequilibrio acido-alcalino que puede ocurrir cuando granos, legumbres y otras proteínas son utilizadas.
  1. La mayoría de las SEMILLAS contienen una gran cantidad de fósforo, un importante mineral para el aspirante espiritual, quien desea incrementar su alerta y habilidades mentales. El fósforo también es saludable para huesos y dientes, lo cual los hace deseables para bebes y niños. Los germinados de girasol, son ricos en vitaminas B y D y todos los aminoácidos esenciales. Las semillas de sésamo son una fuente rica en calcio, hierro, fósforo, niacina y proteína. La alfalfa, probablemente la semilla germinada más popular, contiene mucha clorofila, como también vitamina A, complejo B, C, E, G, K y U. También poseen grandes cantidades de hierro, calcio, fósforo y azufre.
  1. GRANOS: El trigo ha sido el favorito de muchos que intentan seguir una dieta natural. Estos germinados contienen vitaminas C, E, complejo B, magnesio, calcio, fósforo, sodio, potasio, proteínas, encimas, clorofila y posiblemente B-17. Cocinado, es inaceptable para algunos individuos, causando congestión del moco, reacciones alérgicas y estreñimiento. En forma de germinado una porción grande de almidón se convierte en azucares simples, haciéndolo un alimento sano y aceptable a muchos que necesitan eliminarlo como fuente de alimento.

Las siguientes son ejemplos de recetas. La mayoría de comidas se puede realzar con la adición de germinados. El cocinero puede utilizar su creatividad para adicionar germinados en sus platos preferidos.

 

Leche de mijo

Ingredientes para 4 personas:
a) 200 gramos de mijo germinado.
b) 200 gramos de girasol germinado.
c) 3/4 de litro de agua de mesa.
d) Una pizca de alga kombu (kelp) molida o una sal de hierbas similar)

Se tritura el mijo y el girasol con un poco de agua y se sazona. Para variar , puede sustituirse el alga por miel.
La leche de mijo es suave y crea un entorno alcalino en el cuerpo. Su alto contenido en ácido silícico reconstituye las uñas y el cabello. Al parecer, Pitágoras apreciaba mucho el mijo, lo recomendaba a sus alumnos para que se desarrollaran tanto física como psíquicamente.

 

Lentejas germinadas sobre rodajas de manzana

Ingredientes para 4 personas:
a) 200 gramos de lentejas germinadas.
b) 1 cucharada de alholva germinada.
c) 1/2 apio rallado muy fino.
d) 2 manzanas partidas en dos, sin pepitas.
e) l/2 limón exprimido para rociar las rodajas de manzana
f) 100 gramos de berro.

Se mezclan los germinados con el apio y se disponen las rodajas de manzana rociadas con el limón sobre cuatro platos. Se deposita la ensalada sobre las rodajas de manzana y se decora con el berro. Se puede sazonar con una salsa a base de yogur, una cucharadita de menta fresca picada fina y una pizca de sal. Para variar puede ponerse la ensalada sobre rodajas de papas cocidas.
Ensalada de brotes con batido de piña

½ taza de Agua
½ taza de piña en pedazos
½ taza de germinados de alfalfa
2 cucharadas de semillas de sésamo

Coloque la piña y el agua en la batidora y mezcle hasta obtener una salsa consistente. Coloque la salsa sobre los germinados de alfalfa, rocíe molidas las semillas de sésamo sobre la ensalada.

Ensalada de brotes

½ taza de germinados de Frijol de Mung
½ taza de germinados de alfalfa
½ taza de lechuga de alforfón, cortada
1/8 de taza de germinados de alholva
½ taza de girasol verde
Aceite prensado en frío para sazonar

Agregue la lechuga del alforfón cortada y las verduras de girasol a los germinados, mezcle y sirva.

Bibliografía

http://uva.org.ar/

 

cartel-cuina-futura2logo

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter
Acerca de

El sitio web está dedicado a compartir información sobre naturopatía, terapias manuales, cocina naturista/consciente y la práctica del Yoga.

Publicado en Artículos de interés, Naturoterapia

Martin Rossi

foto martin chef naturista. Profesor internacional de YOGA INTEGRAL. Masoterapeuta, digitopuntor ...
Ver ficha completa

Anahi Weinstock

foto martin Licenciada en Ciencias Químicas con más de 10 años de investigación ...

Siguenos por mail !

Redes Sociales

Visit Us On Facebook

Traducir:

Translate »